Noticias Fútbol Sala

MCC 9562

A la plantilla antequerana le salieron muy caros varios errores ante un rival intenso y no estuvo acertada en la finalización de la multitud de ocasiones generadas a lo largo de los 40 minutos

La lección nunca está completa hasta que no aparece la derrota. El CD UMA Antequera aprendió en Mengíbar que una derrota no es un paso atrás, sino un impulso hacia adelante para pulir errores y aumentar la precisión en las siguientes jornadas. Los de Javier Garrido supieron aprovechar una pérdida en banda a tres minutos del final. Fran Peña anotó el 3-2 dejando sin puntos a un adversario inmerso en una dinámica ganadora. El partido arrancó con un tanto de Juanra que fue remontado por dos de Ureña y Miguelao. Miguel devolvió las tablas en el marcador en un penalti antes del descanso. Los pequeños detalles, unido a la falta de acierto de cara a puerta, marcaron la diferencia demostrando que en la categoría de plata cualquier equipo dispone de potencial suficiente para ganar.   

El complicado desplazamiento a tierras jiennenses requería competir con la máxima concentración desde el saque inicial. La escuadra antequerana propuso de partida una presión en primera línea muy intensa sin dejar espacios al poseedor del balón. En un robo en zona avanzada, Juanra abrió el marcador con un potente disparo. Al cuadro local le costó crear peligro, pero con el paso de los minutos dieron un paso adelante. Principalmente utilizaron al portero para iniciar el ataque mediante balones al pívot. Los visitantes frenaron bien en primera instancia esas jugadas e intentaron conservar la posesión. El ritmo del encuentro fue frenético y, solo el dominador del esférico, puso un poco de tranquilidad.

Los ataques verdes siempre terminaron en una finalización peligrosa. Crispi buscó sorprender a Manu desde su propio campo al verlo adelantado. El chut se marchó por encima del larguero. Después de varios intentos sin acierto, el 1-1 nació en un saque desde la banda. Mengíbar consiguió trazar una buena pared sobre la línea antes de que Ureña superara a Conejo en un disparo ajustado al palo largo. El empate se convirtió en la mejor receta del plantel de Javi Garrido para contrarrestar el mejor arranque de su adversario. El choque alternó idas y vueltas a las dos áreas en el ecuador del primer tiempo. David Velasco lanzó un libre directo con la zurda que se marchó muy cerca del poste. En la acción siguiente, al contragolpe, Fede Díaz se topó con un inmenso Conejo. El guardameta de Coín achicó cualquier espacio delante del 4 local. Posteriormente tuvo que intervenir con acierto ante los disparos de Ureña y Lizana.

Miguelao dio la vuelta al marcador en el 14’. El jugador local se apoyó en Fran Peña antes de poner la pelota cerca de la escuadra. Mengíbar supo sacar partido de las ofensivas, aunque se vio continuamente exigido por el empuje de los malagueños. Miguel no dudó en utilizar el recurso del disparo exterior. La potencia de su pierna derecha hizo tambalear a la zaga. La puntería, tan presente en anteriores compromisos, faltó en este duelo igualado. Miguel Fernández se fajó en la lucha desde el pívot para marcar la diferencia. No estuvo fino de cara a puerta y se dedicó a luchar en beneficio del grupo generando espacios en ataque. Dani Ramos también se sumó a la lista de oportunidades de gol. En esta ocasión, Manu repelió el balón con los brazos.

Al borde del descanso, una mano de Ureña en el interior del área fue señalada como pena máxima. Miguel asumió la responsabilidad con decisión. El lanzamiento fue perfecto; fuerte y al lado contrario del que se movió el cancerbero. La igualdad en el marcador recompensó el esfuerzo de los chicos de Moli. Supieron manejar el resultado hasta encontrar su momento para equilibrar el duelo. En el segundo tiempo, la mayoría del juego se desarrolló en la zona central de la cancha. A los dos equipos les costó hallar la profundidad. En este nuevo escenario, el CD UMA Antequera supo hallar una óptima respuesta. El 5 verde se acercó al tercer tanto en dos remates exteriores. Uno se marchó desviado por poco y el otro se topó con Manu.

Las internadas a área rival no fueron tan continuas como en los primeros veinte minutos. Los verdes acusaron su falta de acierto. En el 25’, un envío de Miguel al segundo palo lo empujó Miguel Fernández al fondo de las mallas. La diana no fue válida al señalar los árbitros que el pívot granadino utilizó el brazo para golpear el cuero. Sin hallar ese toque adecuado en la definición, el conjunto antequerano optó por manejar posesiones un poco más largas antes de acelerar en busca del 2-3. Los minutos decisivos se afrontaron con máxima igualdad en la pista y una pérdida en banda declinó la balanza a favor de los jiennenses en el 37’. Fran Peña marcó el 3-2 a pesar de que Conejo se empleó a fondo para evitarlo.

Moli utilizó el juego de cinco con Dani Ramos y Dani Aguilera como solución final. El 3-3 era el objetivo, después de haber sido más dominador, y el 9 universitario casi lo estableció en un disparo raso. Manu sacó una mano providencial. La derrota en el Pabellón Sebastián Moya Lorca cortó una racha de seis partidos de imbatibilidad, un empate y cinco triunfos. El próximo viernes 24 de noviembre, a las 20.45 horas, el Real Betis FS visitará Antequera en otro derbi andaluz de alta exigencia.

 

Software DELSOL Mengíbar: Manu (P), Jose López, Tortu, Fran Peña y Miguelao. También jugaron: Rafa (P), Fede Díaz, Lizana, Ureña, Juanlu, José López, Cobo y Tony.

CD UMA Antequera: Conejo (P), Juanra, Miguel, Óscar y Miguel Fernández. También jugaron: Juan Carlos Torres (PS), Carlos Corredera, Crispi ©, Alberto Baena “Cala”, David Velasco, Dani Ramos y Dani Aguilera.

Goles: 1-0 Juanra (4’), 1-1 Ureña (8’), 2-1 Miguelao (14’), 2-2 Miguel (19’) y 3-2 Fran Peña (37’).

Árbitros: Carrillo Arroyo y Quintero Carrión. Amonestaron a Fran Peña por los locales y a Miguel Fernández y Conejo por los visitantes.   

Pabellón Sebastián Moya Lorca

CD UMA Antequera Pescados Rubén Burela 016

El conjunto verde afronta un siempre especial derbi regional en un óptimo momento de forma, avalado por una racha de seis jornadas sin perder, y consciente de que entra en una fase complicada de la competición

Una buena racha de resultados trae consigo una importante carga de exigencia, limita el margen de error y obliga a no perder la concentración en ningún instante. La victoria está separada de la derrota por una fina línea que no atravesaba el CD UMA Antequera seis jornadas atrás. Este sábado, a las 18.30 horas, afronta una especial cita regional con el Software DELSOL Mengíbar en el Pabellón Sebastián Moya Lorca. Los jiennenses vienen de ganar a domicilio y esperan acercarse a los puestos cabeceros arropados por el calor de su público. Se encuentran a solo tres puntos del play-off. A los universitarios únicamente les vale la victoria para permanecer una semana más en la zona de privilegio de la tabla clasificatoria.

La escuadra antequerana guarda buenos recuerdos de sus primeros enfrentamientos en la categoría de plata contra el adversario de esta semana. Dos victoria, 3-5 a domicilio y 7-6 en Antequera, que se produjeron prácticamente en un escenario similar; logró los tres puntos manejando mejor situaciones límite de partido y sabiendo encajar sacudidas ofensivas. Los pupilos de Javier Garrido atesoran un gran rigor defensivo y una eficaz finalización. Cualquier error saben transformarlo en una ocasión manifiesta de gol.  En esta primera fase del campeonato caminan en la búsqueda de una mayor regularidad que les permita alojarse entre los clubes más ambiciosos. En su haber cuentan con triunfos de entidad frente al Valdepeñas, Barça B o Elche CF, pero figuran derrotas abultadas ante el Itea Córdoba CF Futsal, Bisontes Castellón o Rivas Futsal.  

Manuel Luiggi Carrasco “Moli” conoce a la perfección a un plantel  que mantiene los mismos jugadores desde hace varias campañas más un toque de veteranía añadido en el pasado mercado estival; José López, el antiguo capitán del Jaén Paraíso Interior FS. “Un partido con caras conocidas y de rivalidad regional. Un equipo que jugó por primera vez en Segunda División el año pasado, lo hizo bastante bien, con buenos números y este curso solo hay que fijarse en los encuentros que está ganando fuera de casa y en su pista cada vez va mejor, aunque ha perdido algunos envites. Está muy conjuntado, llevan mucho tiempo juntos Ureña, Tortu, Fran Peña, Miguelao, Javi… y encima se refuerza con la experiencia de José López. Un conjunto equilibrado y candidato al play-off”.

“Ganar en su campo es complicado. Hay que hacer las cosas muy bien. Los partidos que ha perdido, una vez que saca portero-jugador a lo mejor va cayendo de uno y se dispara el marcador, pero lo está haciendo bien y se lo pone difícil a los rivales. Creo que este equipo va a más, está cogiendo una confianza tremenda y no va a ser nada fácil. El hecho de llevar 13 puntos, ganándonos se mete en la pomada. No está tan lejos. Esto es ganar dos partidos o perderlos, te vienes abajo o te vas arriba. Tenemos que ser conscientes de que es un choque difícil, nada de confianzas y tenemos el privilegio de estar donde al principio no pensábamos. Ese premio, esa regularidad merecida por el esfuerzo de los jugadores, hay que seguir manteniéndola con equilibrio y nada de relajarnos, porque aún no hemos ganado nada”, desarrolla el entrenador.

El cuadro verde atraviesa por un magnífico nivel de juego. Cada uno de los protagonistas de la convocatoria halla su hueco en la cancha e intenta aportar todas sus cualidades en beneficio del grupo. Los 14 componentes están disponibles, una vez recuperado Gonzalo Urbano de una bursitis en el codo, por lo que dos se quedarán fuera de la lista definitiva del choque. “Me siento muy satisfecho, porque se están haciendo las cosas bien por parte del cuerpo técnico, médico y fisioterapeuta. Hay una competencia sana por jugar, agradar y hacerlo lo mejor posible, y eso a cualquier entrenador le facilita la labor. Estoy muy feliz, pero cada partido es una historia distinta. El estado de ánimo es importante tenerlo al 100%. La gente tiene que ser feliz para jugar con alegría, concentración y eso es lo que estamos intentando que ocurra en este equipo tanto por parte del presidente, que siempre está dando ánimos, como de los técnicos”, resalta.

No afrontará este trascendental compromiso liguero solo. El CD UMA Antequera contará en la grada con un grupo de aficionados que se desplazarán el sábado hasta Mengíbar. La Peña, cuyo nombre reconoce la trayectoria de Tete, ha organizado un viaje en autobús para contribuir con su apoyo a batir otro reto lejos del Argüelles. El técnico malagueño exhibe su alegría al conocer la noticia. “Encantadísimo de que vayan a apoyarnos allí la Peña y los incondicionales. Eso es muy importante. El equipo, que en los partidos siempre hay momentos de crisis o relajación, sabe que está ahí la afición animando y recordando la necesidad de estar al 100 % por nosotros y por ellos. Es una base esencial que para este partido vaya gente a ayudarnos de alguna manera a intentar sacar el partido adelante”.

CD UMA Antequera Rivas Futsal 011

El 21 universitario, en su sexta temporada en el club, analiza la gran victoria en casa ante el Pescados Rubén Burela y matiza que el equipo debe mantener el mismo nivel exhibido ahora que el calendario se complica

Los resultados avalan la propuesta de Manuel Luggi Carrasco “Moli” en el CD UMA Antequera. En este inicio de temporada, con nueve jornadas disputadas, el equipo se ha posicionado en la parte más alta de la clasificación. Actualmente ocupa el tercer lugar (19 puntos) detrás de los dos filiales, el FC Barcelona B Lassa y ElPozo Ciudad de Murcia (ambos con 21 puntos). El conocimiento del entrenador malagueño no merma con el paso de los años. Su apuesta por jóvenes talentos conlleva ventajas e inconvenientes a partes iguales. Los últimos precedentes avalan sus decisiones al conservar un elevado rendimiento del grupo sin notar la marcha de líderes en la pista. La reinvención de la plantilla verde exige una respuesta de máxima calidad de cada uno de sus miembros, porque ganarse el respeto de los rivales conlleva la defensa firme de una concreta forma de jugar. 

Óscar Muñoz llegó hace seis cursos a las filas universitarias con la intención de aprovechar la oportunidad y hacerse un hueco en la élite del fútbol sala nacional. La dedicación impuesta desde el primer día le ha transformado de promesa a toda una realidad. Su presencia en el vestuario propicia la rápida adaptación de los nuevos refuerzos e impulsa con su ejemplo la creación de un bloque compacto al manejar unas premisas idénticas a las de sus compañeros: entrega, sacrificio y superación. El colectivo supone el arma más certera a la hora de competir en un campeonato tan ajustado como la Segunda División. El 21 reconoce que le ha costado encontrar su mejor versión en los primeros envites. “Empecé sinceramente regular y estoy yendo de menos a más. Espero seguir así, trabajando duro, aportando mi granito de arena y todos juntos, que es lo importante, conseguir el objetivo de entrar en play-off”.

La victoria del pasado viernes ante el Pescados Rubén Burela dejó patente la amplia capacidad de la escuadra antequerana para afrontar cualquier enfrentamiento como apunta el ala de Cuevas del Becerro. “Sabíamos que era un partido muy duro. Lo pudimos sacar adelante bastante bien, ya que cuando ellos sacaron el portero-jugador, pudimos sentenciar en dos errores. Encuentro ya olvidado y pensando en el siguiente que es el importante”.  Asimismo tiene claro que el desplazamiento de este sábado a tierras jiennenses no admite bajar la guardia. “Como ya hemos visto en las últimas jornadas, Mengíbar es un equipo que sabe a lo que juega y se ha llevado buenos resultados hasta el momento. Ganó al FC Barcelona B Lassa, FS Valdepeñas y, la última jornada, en Elche. Son partidos muy complicados. Se ha reforzado con José López, que viene de un grande como Jaén Paraíso Interior FS, y seguro que va a aportar mucho”.

El calendario liguero mide a los pupilos de Moli de forma consecutiva, especialmente en el Argüelles, con los principales aspirantes a pelear por las plazas de ascenso a Primera. Después del Software DELSOL Mengíbar, el Real Betis FS, Valdepeñas e Itea Córdoba CF Futsal intentarán romper la fortaleza verde. Las siguientes salidas tampoco serán fáciles. Primero a la cancha del Noia Portus Apostoli y luego al Palacio de los Deportes de Murcia. “Ahora tenemos unos encuentros bastante complicados. Como estamos viendo, la Liga está siendo muy disputada y anteriormente hemos tenido partidos difíciles que hemos sabido sacar adelante. Hay que seguir compitiendo igual, trabajando fuerte desde la defensa como lo estamos haciendo e intentar conseguir la victoria para llegar al choque contra el Betis con buenas sensaciones”, indica Óscar.

Una de las claves de sumar 10 de los últimos 12 puntos se extrae de la intensidad defensiva de los universitarios. Al margen de dominar las estadísticas goleadoras con 33 tantos, los jugadores se implican en la protección de su portería. Conejo también cumple con solvencia en forma de intervenciones decisivas. Parar el juego de cinco del plantel contrario ya no genera temor. “Esta temporada estamos trabajando muy bien en defensa. En los partidos, una buena defensa es muy importante, después los goles ya llegarán. Si trabajas desde la defensa, muy raramente se te van los resultados. El portero-jugador también lo estamos defendiendo mejor y se está viendo. Otros años recibíamos muchos goles y, ahora es todo lo contrario, cuando lo sacan los rivales, somos nosotros los que hacemos los tantos”, resalta el malagueño. 

MCC 6164

Los pupilos de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” duermen líderes de la categoría de plata, a falta de que se complete toda la novena jornada, gracias a su victoria ante el Pescados Rubén Burela

Un triunfo para soñar. El CD UMA Antequera no despega los pies del suelo, queda mucha temporada por delante, pero se apoya en la victoria para seguir creciendo a pasos agigantados. La visita del Pescados Rubén Burela demostró la fiabilidad de un grupo joven de jugadores, con varias piezas experimentadas, que se sustenta en la ilusión y ganas de competir en una categoría tan apasionante como la Segunda División. Miguel Fernández alargó su racha goleadora. El pívot granadino se convierte en el principal desatascador de partidos exigentes. El 1-0 se vio inalterable durante el primer acto. En el segundo, Dani Ramos estableció una ventaja de dos tantos. Matamoros, figura destacada en el conjunto naranja, redujo la distancia. El 15 volvió a ampliarla y el 10 visitante respondió rápido. Miguel Conde y Óscar aseguraron tres puntos muy valiosos, aunque Luisma fue el encargado de cerrar el marcador (5-3).

Los locales eran conocedores de que necesitaban un arranque bueno de partido y cumplieron con la premisa impuesta por el entrenador. La agresividad en la línea de presión propició volcar la pista hacia la portería defendida por Álex. La igualdad entre dos de los equipos más en forma de la competición solo pudo romperla Miguel Fernández. El killer universitario tiene el gol entre ceja y ceja. Perforó la red en el minuto 4 por medio de un disparo cruzado tras proteger de espaldas su posición cercana al área. El pívot universitario marcó su undécimo tanto en Liga habiendo disputado solo ocho jornadas al perderse la primera por sanción.

A raíz del 1-0, la escuadra antequerana serenó su juego sin perder un ápice de intensidad. Burela fue incapaz de crear situaciones claras de ataque al tener que preocuparse del repliegue defensivo. Cada robo de balón de los pupilos de Moli se tradujo en un rápido contragolpe y, si no había posibilidad, se circulaba el cuero con calma hasta que apareciera la mejor posición de remate. Las principales ocasiones se tiñeron de verde. Óscar obligó a Álex a sacar una mano providencial ante un zurdazo ajustado a la escuadra. Matamoros asumió la responsabilidad ofensiva del conjunto naranja. Jugó de espaldas, se movió por todos lados e intentó inquietar a Conejo. El primer disparo corrió a cargo de Kelson.

En el ecuador del primer tiempo, Cala se marchó en banda de dos jugadores apurando la línea antes de poner a prueba al cancerbero visitante. La mayor presencia en campo contrario de los malagueños halló una respuesta en un lanzamiento de falta de Matamoros que acabó en córner, en un tiro dentro del área despejado por Conejo y Luisma desperdició un chut solo desde la frontal del área. Dani Ramos se encargó de espolear aún más al plantel verde en dos disparos rasos que se marcharon un poco desviados. En la recta final, ambos protagonistas se cargaron con las cinco faltas, pero no cometieron la sexta que propicia el doble penalti.

Ya en la segunda mitad, Pescados Rubén Burela salió a la cancha con la intención de controlar la posesión de la pelota y arrebatarle a su adversario el control. Conejo achicó todos los huecos delante de Luisma para dejarle sin opción de tiro clara. La elaboración naranja se estrelló contra una defensa férrea en la que cada jugador entregó todas sus energías en la pugna por el cuero. Fuerza, pundonor y calidad adornaron el 2-0. Dani Ramos se apoyó en Cala, que dejó el esférico de cara con una gran pisada, para que el ceutí definiera por debajo de las piernas del guardameta en el 37’. Nada más sacar de centro, Matamoros recortó diferencias en un libre directo. Conejo se vio sorprendido por un remate raso al palo.

La acción del 2-1 alertó al cuadro local de que la pelea por retener los tres puntos en el Argüelles no había terminado. La afición infringió el empujón extra tan necesario para marcar otro gol que allanara el camino de la victoria. En ese trayecto, Miguel Fernández volvió a desenvolverse a la perfección en el 30’. El 15 se colocó en el segundo palo para desviar a la red un centro-chut de Carlos Corredera (3-1) y añadir un nuevo gol a su cuenta personal en el campeonato. De nuevo se estableció una diferencia de dos dianas en el luminoso. Tres minutos más tarde, Conejo no acertó a atajar un envío en largo y Matamoros aprovechó el cuero suelto para anotar el 3-2. Anterior a estos dos tantos, David Velasco fue derribado en el interior del área por el portero, una infracción clara que no fue apercibida así según el criterio de los árbitros.

Juanma Marrube decidió jugar de cinco con Luisma de portero-jugador en el 34’. Los lucenses tuvieron paciencia en la búsqueda de una oportunidad de firmar el empate, pero la defensa universitaria funcionó a un grandísimo nivel. En una de esas internadas, en las que Matamoros se convirtió en la referencia, Miguel Conde cortó un pase y finalizó con la zurda al estar la meta sin protección (4-2). Con el cronómetro a punto de colocarse en cero, Óscar sentenció el encuentro con la quinta diana. Todavía hubo tiempo para que Luisma se beneficiara de un despiste en la zaga (5-3). El CD UMA Antequera duerme esta noche en el primer puesto de la tabla clasificatoria con 19 puntos y esperará a que, entre mañana y el domingo, finalice la novena fecha del calendario. La próxima jornada visitará la cancha del Software DELSOL Mengíbar.

CD UMA Antequera: Conejo (P), Juanra, Miguel, Dani Aguilera y Miguel Fernández. También jugaron: Juan Carlos Torres (PS), Carlos Corredera, Crispi ©, Alberto Baena “Cala”, David Velasco, Dani Ramos y Óscar.

Manzanares FS: Álex (P), Víctor, Chus, Colacha y Luisma. También jugaron: Edu (PS), Hélder, Matamoros, Sergio Cora, Pope, Pitero y Kelson.

Goles: 1-0 Miguel Fernández (4’), 2-0 Dani Ramos (27’), 2-1 Matamoros (27’), 3-1 Miguel Fernández (30’), 3-2 Matamoros (33’), 4-2 Miguel (37’) y 5-2 Óscar (40’).

Árbitros: Polo Polo y Tinoco Parrilla. Amonestaron a Crispi y Dani Aguilera por los locales y a Matamoros y Edu por los visitantes.   

Pabellón Fernando Argüelles.

20170923 151038

El juvenil salió un poco dormido en su visita a Fuengirola ante un equipo que realizó una intensa presión al principio y, a partir de ahí, consiguieron dos goles. El primero en un balón largo del portero que recuperó el cierre y definió por el único hueco de la portería. El segundo se produjo en un lanzamiento raso de larga distancia a la salida de un saque de esquina. Una mala primera parte de los de Crispi, pero en la seguro revirtieron la intensidad y ofrecieron su mejor juego. Fali sacó una falta hacia Raúl y este asistió a Lolo en el segundo palo para acortar distancias en el marcador. El 2-1 animó a los chavales a seguir peleando por un mejor resultado y Juan Carlos habilitó desde la portería a Raúl, que desde la posición de pívot atrajo la atención de la defensa antes de dejar el balón a Alonso y Fali se encargó de culminar una buena jugada.  El pase al poste más alejado dio muchos réditos a los visitantes. Jesús marcó el 2-3 y Ale anotó el cuarto tanto en un tiro de falta que tocó en un defensor antes de entrar. Una fantástica remontada que dejó al conjunto malagueño en la tercera plaza. 

CADETE

El cadete de Los Olivos CD UMA Málaga CF se enfrentó el pasado viernes como local al segundo clasificado, Torcal. Tras unos primeros instantes dubitativos, los chicos consiguieron hacerse con el control del balón, crearon buenas jugadas colectivas y rápidos contraataques. Una de esas acciones llegó el primer gol gracias a un fuerte disparo de larga distancia. El 1-0 precedió a un aumento de la intensidad de un encuentro intenso donde los fallos se convirtieron en una ocasión clara del rival. En el minuto 46, otro lanzamiento exterior, después de varios rechaces, colocó el segundo tanto en el marcador. Torcal decidió colocar el portero-jugador y, poco después, una pérdida de balón se convirtió en el 3-0 definitivo. Gran esfuerzo de los nuestros que se mantienen en lo más alto de la tabla y como único club invicto del grupo. Goles: Ale Alonso, Juanlu y Noel. 

CD UMA Antequera FSD Puertollano 015

Los universitarios quieren seguir sumando puntos para establecerse en la zona alta de la clasificación en un duelo con aroma a Primera División

Pescados Rubén Burela se convirtió en el verdugo del CD UMA Antequera en la máxima categoría de la Liga Nacional de Fútbol Sala al ganar los dos emparejamientos. En el Fernando Argüelles recurrió al juego de cinco con el portero-jugador para remontar en los minutos finales y obtener una plaza en la Copa de España en la última jornada de la primera vuelta (3-4). Y en el Pabellón Vista Alegre sentenció cualquier opción de permanencia de los universitarios en Primera División (5-3). Dos temporadas más tarde, estos dos clubes vuelven a dirimir un duelo de altura este viernes, a las 20.45 horas, en la pista verde. El calendario se complica, con un tercio del campeonato superado, y el triunfo se postula como un premio cada vez más codiciado.

Dos puntos separan a la escuadra antequerana del líder de Segunda. La fiabilidad del grupo entrenado por Manuel Luiggi Carrasco “Moli” se pone a prueba ante un rival con jugadores de mucha entidad que ha ganado seis encuentros y ha perdido únicamente dos, lo que demuestra que conserva un alto ritmo competitivo para reponerse rápidamente de un aciago descenso. “Tiene una entidad grandísima este equipo. Mantiene una base importante del bloque de Primera División con unos refuerzos no menos relevantes; jóvenes, gente con experiencia en Segunda y en una categoría superior. Ha hecho un conjunto para recuperar la plaza que perdieron la pasada campaña”, comenta el entrenador malagueño.

Los pupilos de Juanma Marrube han conseguido alcanzar una plaza de privilegio en base a una defensa sin fisuras. El cuadro naranja ha recogido el balón de su portería solo en once ocasiones. “Por donde lo mires, es complicado. Es un equipo que tiene mucho talento: Matamoros, Luisma, Helder, Chus, Colacha y Pope. Una plantilla bien hecha y un entrenador de la casa que conoce muy bien el fútbol sala, ha sido un gran jugador y nos lo va a poner muy difícil. No está por gusto en el primer puesto. Nosotros con el respeto a jugar, hay que perderle un poquito la vergüenza a competir y hacer lo que sabemos; correr, ponérselo complicado al rival y, de alguna manera, con nuestro estilo nos está yendo bien, a ver si podemos conseguirlo”, puntualiza Moli.

El estado de forma del conjunto universitario es digno de reseña. Los cuatro refuerzos se han adaptado a la perfección a los sistemas de juego y la unión del vestuario ha quedado patente en varios resultados concretos como las dos remontadas en la segunda parte frente al FSD Puertollano y Manzanares FS. La contribución goleadora de Miguel Fernández ha sido una de las claves fundamentales de una gran trayectoria. El pívot causó baja en el debut liguero en la cancha del Bisontes Castellón y, desde entonces, ha firmado 10 tantos en siete encuentros. Todos los jugadores pelean por convencer al técnico para entrar entre los doce elegidos, salvo el guardameta Gonzalo Urbano aún con problemas en el codo.

Cinco choques sin conocer la derrota avivan las ganas de seguir mejorando en cada sesión de entrenamiento. El preparador del CD UMA Antequera no quiere bajar el listón de exigencia. Les ha inculcado a sus chicos la necesidad de no confiarse con los resultados logrados hasta ahora, porque hay mucha igualdad en la tabla y las diferencias son reducidas. Además, se ha centrado en transmitir un mensaje muy concreto de cara al enfrentamiento contra el Pescados Rubén Burela. “La mentalidad de esta semana es que podemos ganar a cualquier equipo, porque al final compiten cinco contra cinco y estamos en un buen momento”.