Miguel Fernández

El jugador granadino extiende una campaña más su vinculación al club universitario con la misión de convertirse en una pieza fundamental del nuevo proyecto deportivo

El CD UMA Antequera prolonga una temporada el contrato de Miguel Fernández Martín-Moreno. El pívot nacido en Granada (26/01/1994) asumió un papel importante en la rotación de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” y cada vez que compareció en la pista ofreció un rendimiento altísimo. Su continuidad se antoja fundamental en la consolidación del proyecto deportivo del conjunto universitario en una Segunda División donde competirá frente a quince clubes de gran potencial. En un solo curso con la camiseta verde, se pudo contemplar el compromiso y las excepcionales aptitudes de un jugador que hace brillar al colectivo.

La renovación del pívot ocupa un lugar significativo dentro de la hoja de ruta del cuadro malagueño para soñar otra campaña con la vuelta al último peldaño de la Liga Nacional de Fútbol Sala. “Es cierto que la temporada pasada fui de menos a más. En la pretemporada me costó un poco, pero fui entrando con soltura en la rotación. Para este curso no queda otra que seguir creciendo tanto a nivel individual como en equipo y trabajar para obtener los resultados que se esperan. Hay que esforzarse y darlo todo junto a los nuevos fichajes que han venido. Seguro que todos juntos vamos a sumar”, establece.

Miguel Fernández aporta una variedad de soluciones tácticas a Moli al ser un pívot corpulento y potente físicamente. En las acciones de ataque protege el cuero a la perfección cuando recibe de espaldas a portería, centra la atención de su defensor y mejora a pasos agigantados en la definición. Asimismo, no se encasilla en una sola posición, sino que ofrece mucha movilidad en la circulación. Y en la labor defensiva hace un despliegue encomiable al iniciar siempre la presión. El técnico supo sacarle desde el primer día el máximo partido a un jugador con una admirable capacidad de sacrificio y trabajo.

Los nuevos rostros del cuadro antequerano se cerraron rápidamente. El club tenía marcados en rojo los refuerzos que iba a acometer y se concretaron gracias a la disposición de los propios protagonistas  –Carlos Corredera, Alberto Baena “Cala”, Dani Ramos y Dani Aguilera­– por unirse a esta ilusionante plantilla. Ninguno de ellos resultan desconocidos para Miguel Fernández, que valora los fichajes del CD UMA Antequera. “Personalmente conozco a la gran mayoría de los que vienen, ya que he jugado con ellos anteriormente y tienen cualidades para jugar en esta categoría. Ahora nada más les queda trabajo y que se adapten rápidamente. Con la ayuda del equipo seguro que van a aportar como todos. Espero que sea un gran año”.