MCC 2928

El Itea Córdoba CF Futsal visita este martes, a las 20.30 horas, el Pabellón del Complejo Deportivo de la Universidad de Málaga en la repetición del amistoso en tierras cordobesas

La penúltima parada de la pretemporada limita el margen de error. El tiempo para poner en pleno rendimiento la maquinaria verde se agota. La plantilla empeña todas sus energías en encajar las piezas en la pista en busca del mejor estado de forma. Las primeras pruebas dejaron conclusiones provechosas; la evolución del vestuario sigue una dirección adecuada y está implantado un gen competitivo esencial. Este martes, a las 20.30 horas, quiere reponerse de la derrota del pasado fin de semana en la semifinal de la Copa de Andalucía con una victoria en el envite andaluz con el Itea Córdoba CF Futsal en el Pabellón Universitario.

El amistoso en tierras malagueñas supone la revancha del disputado en Vista Alegre al final del pasado mes de agosto. El cuadro blanquiverde salió vencedor con un solitario tanto de Cristóbal y, en sus siguientes compromisos, acumula muy buenos resultados. Los pilares de los de Maca se sustentan en una fuerte defensa y rápidas transiciones ofensivas. Los conjuntos se encuentran en gran nivel de juego, por lo que la intensidad y el ritmo van a aumentar en esta nueva cita. La concreción de los remates a puerta es uno de los aspectos que pueden declinar la balanza hacia uno u otro lado.

Con cuatro choques disputados, Manuel Luiggi Carrasco “Moli” encara la penúltima semana de preparación con la intención de pulir los mínimos detalles que separan el rendimiento actual de su plantel con el que espera ver en el debut en Castellón. El técnico malagueño, al término de la abultada goleada en contra con Jaén Paraíso Interior FS, aportó un pequeño análisis de los aspectos positivos que detectó. “Hemos rectificado muchas cosas, ha habido gente que ha percibido bien lo que estaba ocurriendo en la cancha y otros han tomado buenas decisiones. Las sensaciones son buenas”.