Alvarito, un alumno preparado para superar la reválida de Primera
BeSoccer CD UMA Antequera

Alvarito, un alumno preparado para superar la reválida de Primera

El ala madrileño se dispone a encarar su segunda temporada completa en el club compaginando fútbol sala y su carrera universitaria de Marketing e Investigación de Mercados en la UMA

Álvaro Quevedo Cuello de Oro (Madrid – 12/07/1996) continúa una temporada más en el BeSoccer CD UMA Antequera. Será la segunda consecutiva y la primera ya ligado completamente al club, ya que su incorporación se produjo en el mercado invernal de la temporada 2018/2019 en calidad de cedido por Osasuna Magna y este acuerdo se extendió también a la pasada campaña en la que se convirtió en un jugador referente en la consecución del tercer ascenso a la máxima categoría. Destaca por atesorar una excelente formación en categorías inferiores y haber asumido muy joven el salto al primer escenario competitivo del fútbol sala nacional en un plantel histórico. Desde el primer momento en el que se enfundó la armadura verde, se transformó en un guerrero comprometido con multitud de armas individuales para ponerlas al servicio del colectivo.

Manuel Luiggi Carrasco “Moli” apostó fuerte por la llegada de un jugador que ha aportado frescura, velocidad, calidad y una brillante lectura del juego. Domina ambas piernas, lo que le hace impredecible a la hora de encarar al poder marcharse tanto por el perfil derecho como por el izquierdo y también aprovecha esa cualidad a la hora de disparar a portería. En acciones de estrategia, tan determinantes en un partido, puede asumir el papel de sacador o de finalizador. En el último campeonato doméstico ha dejado goles espectaculares mediante disparos precisos a la salida de córner o banda. En total ha anotado seis goles en Liga y uno en Copa ante Viña Albali Valdepeñas junto a un penalti en la tanda precisamente de este duelo de dieciseisavos de final.

Una final de la Copa del Rey y varias participaciones en la Copa de España y en el play-off por el título aparecen en la trayectoria de Alvarito durante su etapa en Osasuna Magna. Ha sido capaz de jugar cuatro cursos consecutivos en la élite nacional. Tres en el conjunto navarro y uno mitad en Segovia y la otra con el cuadro malagueño. Ha tenido la suerte de participar en eventos importantes en su carrera y ahora ha añadido, a todo eso, un ascenso obtenido el pasado 29 de junio en el Palacio de los Deportes Martín Carpena. “Para mí es un día que voy a recordar toda la vida. Uno de los más felices. Fue un poco atípica la forma de celebrarlo porque las circunstancias en las que estamos no nos dejaban otra. Ahí está que conseguimos el objetivo y a disfrutar de la Primera División”, destaca.

El descenso a la categoría de plata marcó al ala madrileño que recaló en las filas de la formación antequerana para ayudar a la permanencia. Apostó por continuar tras ese duro golpe y ayudar a construir el camino de regreso. A esta meta fijada, le añadió el inicio de su etapa como estudiante del grado “Marketing e Investigación de Mercados” en la UMA con unas muy buenas notas en el primer curso. “Ha sido un año perfecto. He retomado mis estudios en la Universidad y hemos conseguido el ascenso a Primera División. No puedo estar más contento de decidir quedarme y ha salido perfecta la jugada. Estoy súper orgulloso de todo el equipo y el club por decidir también apostar por mí y ofrecerme un proyecto que es increíble. Vamos ahora a disfrutar de la máxima categoría”, explica Alvarito.

De cara a la vuelta a la máxima categoría, uno de los nombres claves del vestuario analiza el potencial y las opciones del grupo para optar a la permanencia. “Veo al equipo con más experiencia que el resto de los años. Tenemos un bloque que ya ha jugado en Primera División y eso va a hacer mucho. Todo pasa por hacernos fuertes en casa y por empezar bien. A ver qué calendario nos toca e intentar competir todos los partidos, ponérselo lo más difícil posible a los rivales y sacar los más puntos posibles fuera y en casa hacernos un conjunto consistente”. Por otro lado, no se olvida de mandar un mensaje a la afición. “Decirles que tenemos ganas ya de verlos por el Argüelles y vamos a intentar que todos juntos podamos conseguir el objetivo. Ojalá que pronto les veamos por allí y que nos ayuden lo máximo posible a lograr las metas”.