Cambio de rumbo hacia la victoria
BeSoccer CD UMA Antequera

Cambio de rumbo hacia la victoria

El fortín de la Ciudad de Los Dólmenes indica al plantel verde una nueva ruta para volver a lograr los tres puntos que se están resistiendo en las últimas semanas de competición

Cambio de rumbo obligado en el regreso del BeSoccer CD UMA Antequera al Pabellón Fernando Argüelles. Este viernes 22 de marzo, a las 20.45 horas, recibe al Aspil Vidal Ribera Navarra. No vale la pena gastar esfuerzos en mirar a los últimos resultados sino en agarrar con fuerza el fino hilo de esperanza de soñar con la salvación. Esa mínima opción de seguir compitiendo en Primera División renueva las energías de un combinado que se prepara para sentir de nuevo el empujón de sus incondicionales en el primero de los tres últimos duelos como local. Solo se contempla la victoria. La última alegría en casa llegó con los tres puntos ante Industrias Santa Coloma (3-2) en la vigésimo primera jornada de Liga. Un poco lejos queda ya al sucederse luego cuatro derrotas consecutivas que sitúan una ruta compleja hasta el final de temporada.

Los diez puntos en la clasificación necesitan ser modificados este fin de semana por medio de un triunfo que otorgue una inyección de moral. No fallar implica disponer de una opción de recortar distancias con Naturpellet Segovia y Viña Albali Valdepeñas, más aún cuando el primero será el siguiente en visitar la Ciudad de Los Dólmenes el próximo viernes 5 de abril. Salir victorioso del envite con el conjunto tudelano requiere de completar un ejercicio sin errores en ambos lados de la pista. Ejercer una defensa contundente y un ataque efectivo. Ya se vio en la primera vuelta que los despistes rompieron la igualdad de un choque muy bien planteado y que finalizó con un 3-0 favorable a los  de José Lucas Mena “Pato" con goles de David Pazos, Javier Mínguez y Lucas Tripodi.

Manuel Luggi Carrasco “Moli” vuelve a sentarse en el banquillo tras ocho encuentros de ausencia por la recuperación de una operación quirúrgica. A lo largo de su dilatada carrera deportiva nunca se ha perdido un compromiso por expulsión o por otros motivos hasta que ha tenido que ausentarse este curso durante unos meses. La temporada pasada se perdió el duelo de ida de la final del play-off de ascenso por una caída. “A veces hay cosas con las que no puedes luchar que son las enfermedades, las operaciones y demás. Durante 25 años no sé lo que es faltar un fin de semana a un partido y estos últimos meses no he podido estar por motivos justificados. Vuelvo con mucha ilusión y ganas. El equipo, a pesar de no tener buenos resultados y de estar pecando de novatos en la categoría, ha estado en buenas manos con Tete y el cuerpo técnico que han sabido llevarlo como si hubiera estado yo”, señala el entrenador.

Dos escuadras se disputan tres puntos importantes para seguir optando a objetivos muy opuestos. “Cada vez queda menos y el objetivo de ellos es entrar en el play-off. Nosotros tenemos la necesidad de ganar, porque los números dicen que hay posibilidades y mientras haya esperanza de que podemos sumar y remontar el vuelo, lo vamos a intentar. Viene un equipo que sabe muy bien a lo que juega, tiene un gran entrenador que lo está haciendo grande y alterna juego de cuatro con pívot. Dispone de buenos jugadores como David Pazos, David García o Ferrán Plana y el portero Gus suele tacar y ha hecho goles. Tenemos que estar muy concentrados en este partido. Nos jugamos mucho. Es importante para el equipo y para mí volver a una senda positiva. Estamos trabajando muy bien a pesar de no tener resultados favorables. Digo siempre que cuando la gente se entrega, la recompensa es el perdón”, comenta.

Arreglar el último precedente liguero en el Pabellón Fernando Argüelles está marcado en la lista de prioridades de un vestuario incapaz de dejar de luchar. Las gradas presentaron un aspecto espectacular y los seguidores se volcaron con su conjunto en una batalla decisiva por la permanencia. El resultado no fue el esperado y este viernes puede llegar por fin la recompensa de brindarles una victoria. “Se lo merecen todo. Es verdad que lo intentamos, pero hay muchos sentimientos detrás. Tenemos un matrimonio entre equipo y afición, por lo que toda esa gente nos sigue, se merece una alegría. Vamos a salir por todas. Lo vamos a intentar sin escatimar esfuerzos sabiendo que el rival de esta semana va escalando puestos para arriba, está metido entre los ocho primeros y no va a ser fácil. El hecho de ganar es seguir soñando, porque una derrota nos mermaría mucho y habría muy pocas posibilidades”, realza Moli.