Conejo garantiza seguridad en la portería
BeSoccer CD UMA Antequera

Conejo garantiza seguridad en la portería

La compleja situación del conjunto universitario en la máxima categoría no le priva de disfrutar de uno de los mejores guardametas que acumula tres semanas consecutivas en el ranking de las mejores paradas de la LNFS

La victoria se le resiste este curso 2018/2019 al BeSoccer CD UMA Antequera. El pasado viernes 22 de marzo estuvo muy cerca de reencontrarse con los tres puntos ante el Aspil Vidal Ribera Navarra después de cuatro derrotas consecutivas. La última alegría en forma de resultado favorable llegó el 8 de febrero en el duelo con Industrias Santa Coloma en el Pabellón Fernando Argüelles (3-2). Hasta el momento solo dos triunfos ligueros, uno por vuelta y ambos en casa, junto a cinco empates. Un bagaje nada esperado tras un inicio de competición ilusionante. Los 11 puntos en la clasificación complican la permanencia en Primera División a falta de solo cuatro citas. A pesar de acercarse un desenlace nada esperado, los guerreros universitarios de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” nunca se cansan de luchar para seguir subidos al tren de la élite nacional hasta el final de la fase regular.

Afianzar un modelo deportivo concreto en la primera línea del fútbol sala nacional se ha convertido en una tarea compleja, por lo que se ha vuelto a sumar otra lección en el continuo crecimiento de la entidad. La apuesta se mantiene firme por jugadores jóvenes que compaginan su pasión con la formación académica junto a otros con mayor recorrido. La base del plantel que logró el ascenso no ha dejado de intentar demostrar su valía en un escalón superior con el déficit de contar con menos experiencia que sus adversarios. Dicho peaje se ha visto incrementado con los errores propios en situaciones claves. Un ejemplo de superación es Juan Antonio Conejo Bernal. El portero nacido en Coín ya demostró en Segunda División sus enormes cualidades bajo palos. Desde el principio de Liga contó con la confianza del cuerpo técnico y agradeció la oportunidad por medio de un repertorio valioso de paradas. En los momentos más difíciles siempre sacó un pie o una mano salvadora.

Conejo se ha ganado ser uno de los elementos de mayor importancia en los esquemas de juego. Su participación garantiza seguridad al colocar en la portería un muro difícil de rebasar por los atacantes. El 16 se caracteriza por una gran concentración que le permite estar siempre bien colocado a la hora de intervenir. Posee una reacción vertiginosa ante un disparo y reflejos le sobran para despejar pelotas a punto de traspasar la línea de gol. Una lesión inoportuna en el dedo le impidió participar en el final de la primera vuelta del campeonato y en el inicio de la segunda. A su vuelta tuvo un impacto inmediato. Recuperó pronto el alto nivel demostrado con anterioridad e incluso se encuentra ahora en un auge de rendimiento. En las últimas tres jornadas, la Liga Nacional de Fútbol Sala ha incluido alguna de sus estiradas milagrosas entre las más destacadas. En el partido con Valdepeñas en el Argüelles achicó espacios a Manu García en un remate a bocajarro, en la pista de Movistar Inter voló en un remate de zurda de Elisandro a la salida de un saque de esquina y, la semana pasada, adivinó sin apenas margen un tiro de Sepe a contrapié.