Dos joyas de la cantera en crecimiento
BeSoccer CD UMA Antequera

Dos joyas de la cantera en crecimiento

Jesús Sepúlveda y Fali aportarán el entusiasmo de jóvenes jugadores de la casa que tienen la voluntad de proseguir mejorando en cada entrenamiento y optar a disponer de alguna oportunidad como ocurrió a lo largo de la pasada campaña

La cantera no perderá protagonismo en la configuración de la nueva plantilla del BeSoccer CD UMA Antequera. Manuel Luiggi Carrasco “Moli”, al margen de contar con los jóvenes porteros Juanqui y Yiyo, mantiene su apuesta por dos alas de mucho futuro: Jesús y Fali. Ambos jugadores tuvieron protagonismo la pasada temporada sobre la cancha y, al margen de debutar en la categoría de plata del fútbol sala nacional, contaron con presencia en varias convocatorias y dispusieron de minutos de calidad para ayudar al grupo en la lucha por el ascenso. Estas dos jóvenes joyas de la cantera harán la pretemporada con el primer equipo y luego, en el momento que arranque la competición oficial, compaginarán los entrenamientos diarios con el filial de Tercera División ‘BeSoccer CD UMA Los Olivos’ a las órdenes de José Crispín Arriaza Leiva “Crispi”.

Jesús busca quemar etapas en su formación

Jesús Sepúlveda Reina se incorporó desde el filial el pasado curso a hacer la pretemporada y, desde el principio, el cuerpo técnico le mantuvo controlado como un jugador de presente y futuro con cualidades para ayudar al equipo a crecer. Cuidó que su evolución siguiera los cauces habituales. Cada fin de semana cumplió con su compromiso en el filial, pero sin dejar de esforzarse con el primer equipo en cada una de sus comparecencias en las sesiones de trabajo. En la primera jornada de Liga ya se ganó un hueco en la convocatoria de Moli y en la segunda se produjo su debut en el Argüelles ante Manzanares. En total ha disputado 10 encuentros en Segunda División y marcó un gol en el duelo con el Barça B (3-2) en tierras antequeranas.

Este joven ala malagueño hace balance de la experiencia vivida. “Una valoración en conjunto de sobresaliente con el primer equipo y, con el filial, lo mismo, porque el primer equipo se marcó un objetivo y hemos llegado a ascender. Con el filial ha sido el mantener la categoría, aprender, pelear y competir en un escenario en el que nunca habíamos estado antes y lo hemos hecho con creces. Compaginar Tercera División con el equipo principal en Segunda ha sido muy beneficioso para mí y para mis otros compañeros que han tenido la misma oportunidad que yo. Se aprende un montón entrenando con esos jugadores y luego plasmar muchos conceptos en el filial para sorprender al rival y ayudar al conjunto”.

La nueva etapa en la carrera de Jesús Sepúlveda con la escuadra universitaria le ha permitido disfrutar de nuevas experiencias en la cancha y poder medirse a grandes conjuntos que le ha permitido afianzar su proyección. “Jugar ha sido una alegría inmensa. Como he dicho otras veces, ha sido algo totalmente inesperado. De un año jugar contra un sénior de Málaga a hacerlo contra el Real Betis FS, por ejemplo. Como nos decía Tete a los chicos, hemos aprendido muchísimo y a absorber como una esponja los conceptos nuevos que nos iban diciendo. No ha habido más y a disfrutar, sobre todo, de esta experiencia y oportunidad”, resalta.

Lograr una plaza en la élite nacional y contribuir a ello, ha sido su primer éxito. “Llegar por primera vez a entrenar a un equipo profesional y a un vestuario con gente tan buena en lo personal como en lo deportivo, me ha hecho disfrutarlo mucho más. Ha sido como llegar y tocar el santo. Esto me lo dicen a principios de temporada y no me lo creo. Súper contento e ilusionado y ahora que vuelvan a confiar en mí para seguir entrenando y, quién sabe, a lo mejor me gano algún puesto de aquí en unos años. Esto es continuar trabajando, aprendiendo y disfrutar de esto que te regalan. El ascenso ha sido el mayor logro deportivo a nivel de conjunto e individual que he tenido en mi vida. Un ascenso a Primera División, en mi vida hubiera pensado que esto me iba a pasar”, comenta Jesús.

Fali, un ala con descaro en la pista

Rafael Bernet Bermúdez “Fali” es otro de los guerreros universitarios con un futuro prometedor que ya ha dejado pinceladas de su calidad, compromiso, entrega, descaro y gol. El malagueño debutó en Segunda División en la octava fecha del calendario liguero en el Pabellón Fernando Argüelles en un derbi andaluz con Mengíbar (4-0). Un poco más tarde, en la jornada 11, anotó su primera diana en el escenario de su estreno en la goleada contra Irefrank Elche CF (10-1). En total, sus apariciones esta temporada han sido cuatro en Liga y tres en Copa del Rey.

Fali analiza la oportunidad de haber podido formar parte del plantel, desde pretemporada, en un año ilusionante en el que ha sido capaz de reponerse a un descenso. “Este año ha sido de adaptación y aprendizaje tanto en el filial como en el primer equipo. Eran nuevas categorías para mí y lo he llevado bien. He tenido la oportunidad de debutar en Segunda División y marcar gol también. Es un sueño con el que vivía desde pequeño y poder hacerlo en el Argüelles delante de toda mi familia, lo fue todo”.

Este habilidoso y rápido ala ha participado en varios choques con el juvenil y también ha tenido un papel protagonista en el filial ‘BeSoccer CD UMA Los Olivos’ en Tercera División mientras iba contando con los minutos que le iba danto Moli en un escalón competitivo superior. El pasado 29 de junio entró en la convocatoria de la final del play-off exprés de ascenso a pesar de no jugar. “Poder vivir la experiencia de un ascenso a Primera, ha sido un sueño a pesar de que ha sido atípico por la situación actual del Covid-19. Lo importante es que nos marcamos ese objetivo de ascender a la máxima categoría y lo conseguimos”, detalla Fali.