Duelo directo para mantener un rumbo al alza
BeSoccer CD UMA Antequera

Duelo directo para mantener un rumbo al alza

La buena dinámica a domicilio debe exhibirla, en su pista, la escuadra comandada por José Antonio Borrego “Tete” para dejar atrás las últimas derrotas ante sus aficionados

Llega el momento de confirmar, en el Pabellón Fernando Argüelles, la evolución demostrada por el BeSoccer CD UMA Antequera en las dos pasadas jornadas. Un empate en Talavera (3-3) y un valioso triunfo en la pista del Full Energía Zaragoza (3-4) ayudó a iniciar un rumbo al alza por la categoría de plata que no debe detenerse este sábado 20 de noviembre, a las 12.00 horas, en un duelo directo con Bisiontes Castellón. Los tres puntos adquieren un valor especial al estar enfrente un adversario que se encuentra por delante en la tabla ocupando un puesto en la zona de play-off y, además, abren la posibilidad de eliminar, por fin, la pesada losa de haber perdido tres partidos consecutivos como local.

Bisontes Castellón está demostrando que ya no es fruto de la casualidad su posición en la zona alta de la clasificación. Quizás arrancó el curso sin ser una de las escuadras con la obligación de estar luchando por grandes objetivos más allá de lograr con comodidad la permanencia, sin embargo, está demostrando tener argumentos suficientes para competir y poner en dificultades a cualquier oponente de una 2ª División de máxima igualdad tanto por arriba como por abajo. Los de José Enrich suman 20 puntos en 11 jornadas colocándose detrás de Peñíscola, segundo, y Noia, líder. Vienen de acumular dos jornadas sin ganar con una derrota a domicilio en Zaragoza (3-2) y un marcador en tablas con el Barça B (6-6).

El plantel verde solo contempla ganar para igualar con el contrincante que le depara la 12ª batalla del campeonato liguero. “Jugamos contra Bisontes Castellón, un equipo que está haciendo un fútbol sala muy bonito con diferentes variantes como incorporaciones del portero, juego de cuatro y con pívot. José Escrich está haciendo un gran trabajo y los resultados están ahí. Nosotros tenemos que ganar porque jugamos en casa; es un rival que no se nos puede escapar, ya que si queremos luchar por el play-off, una derrota abriría un colchón de puntos y tenemos que cortar esa racha negativa en casa. Al principio de temporada dijimos que el Argüelles debería ser un fortín y estamos sacando más puntos fuera que dentro. Nos lo merecemos nosotros y, sobre todo, la afición que está detrás nuestra apoyándonos y necesitan vernos ganar”, puntualiza el técnico.

A los guerreros universitarios les faltaba, únicamente, la energía extra que aporta un triunfo y, una vez adquirida en el envite del pasado fin de semana, solo tiene que ser fiel a esa idea de juego inculcada por el cuerpo técnico. Ejecutarla sobre el 40x20, asegura como mínimo alcanzar los minutos finales con opciones de salir vencedor. Cada vez que se potencia la labor defensiva, la precisión aumenta también a la hora de finalizar los ataques en la portería rival. “El grupo está trabajando muy bien y los dos resultados positivos que hemos tenido en la última semana, han hecho que los jugadores estén contentos trabajando y hace que el esfuerzo que estamos haciendo se vea recompensado. Buscamos enlazar tres partidos consecutivos sin perder que sería bastante importante para el equipo”, especifica Tete.

La consigna del entrenador a sus pupilos se centra en aprender de los errores cometidos con anterioridad en casa y, de esta forma, darles una alegría merecida a los aficionados. El adversario del sábado exige máxima concentración e intensidad en todas las disputas “Bisontes es un equipo al que le están haciendo muy pocos goles y, como no estemos bien en defensa, vamos a sufrir mucho. Trabaja muy bien el juego de cuatro y tiene jugadores muy desequilibrantes como David Señoret y un pívot determinante. Un conjunto muy completo. Los resultados están diciendo que quiere estar luchando por el play-off por méritos propios. Nadie le ha regalado nada y, como no nos pongamos el mono de trabajo y compitamos bien, vamos a pasarlo mal. En los pequeños detalles se va a decidir el partido”, apunta.