Excesivo castigo en tierras jiennenses (7-0)
BeSoccer CD UMA Antequera

Excesivo castigo en tierras jiennenses (7-0)

Una cita más de la competición en la que el cuadro malagueño no obtuvo recompensa a su esfuerzo en el campo y se marchó de vacío una vez finalizado el tiempo reglamentario

Una victoria y dos derrotas en el arranque de la temporada 2020/2021. El CD UMA Rugby Femenino se estrenó con un marcador favorable de 12-19 en la visita al Universitario Sevilla C.R. y, el 7 de febrero, encajó el primer traspié en el duelo contra el Club de Rugby Atlético Portuense (12-7). Aún no ha podido disputar ningún encuentro en el campo del Complejo Deportivo de la Universidad de Málaga, ya que fue aplazado el correspondiente a la tercera jornada con el CD Escoriones Granada. Por tanto, en un calendario con cambios de fechas por la situación actual de pandemia, las guerreras universitarias se midieron de nuevo a domicilio, el domingo 14 de febrero, en el feudo del Jaén Rugby obteniendo un resultado adverso de 7-0 sin otorgar este nada de recompensa al esfuerzo realizado.

En este nuevo partido de la Liga Autonómica Andaluza, el conjunto malagueño empezó con fuerza acercándose a la línea de ensayo de su rival en más de una ocasión. En los primeros 20 minutos se notó la superioridad en el ataque al mantenerse dentro de la 22 gracias a buenas jugadas creadas por las delanteras y por un veloz juego en la zona de tres cuartos. El balón llegó en cada lance a las alas en el instante propicio para intentar desestabilizar la defensa de un cuadro anfitrión que fue capaz de mantenerse firme e impenetrable. Al final de la primera parte, el marcador fue de 0-0 y Jaén Rugby se marchó a los vestuarios con una pequeña reacción propiciada por una ofensiva más contundente.

La intensidad del choque no se perdió en el segundo tiempo. Las jugadoras malagueñas mantuvieron su plan de juego que consistió en acorralar a su oponente en la 22, pero sin terminar de hallar ningún resquicio por el que tomar ventaja. La oportunidad más clara fue una patada a palos muy centrada debido a un golpe a favor. Al marcador no se pudieron subir los tres puntos. Después de esta acción, el plantel local ganó en confianza para replicar en el otro lado del campo y hacer daño a través de una sucesión de ataques. El equipo universitario trató de robar el balón, conservarlo y avanzar metros, algo que le costó realizar y, en pro del buen hacer de la defensa de Jaén, le tocó retroceder hasta que llegó el fatídico minuto final. Una jugadora jiennense recuperó el balón anticipándose a un pase y consiguió el único ensayo de partido que certificó el marcador de 7-0.