Ganar para poder soñar
BeSoccer CD UMA Antequera

Ganar para poder soñar

La visita de los universitarios a Paterna (Valencia) marca el inicio de una hoja de ruta sin ningún tipo de borrón admitido y con los tres puntos como el premio más preciado en una emocionante fase final por la permanencia en la élite

Partido de cara o cruz en la penúltima fecha del calendario liguero. Creer un poco más con la consecución de los primeros tres puntos a domicilio del curso o poner fin al sueño de la permanencia. En una seria encrucijada se encuentra el BeSoccer CD UMA Antequera en la parte decisiva de la temporada. No depende de sí mismo en la lucha por la salvación y tampoco cuenta con margen de error. Alimentar la llama de la esperanza pasa por superar este viernes 19 de abril, a las 20.45 horas, al Levante UD FS en el Pabellón Municipal de Paterna y esperar una derrota de Viña Albali Valdepeñas en el Palau Blaugrana contra el Barça Lassa y del Naturpellet Segovia en el Pabellón Pedro Delgado con Osasuna Magna. En caso de producirse estos resultados, los de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” dejarían el puesto de colista empatados a 17 puntos con los segovianos y se colocarían a dos de los azulones a falta de un solo encuentro. Por el contrario, perder o empatar supondría el descenso a Segunda.

Al margen de cualquier cábala, a estas alturas de la temporada cualquier envite se iguala al comparecer sobre el 40x20 dos escuadras con un botín muy preciado por recoger. Los granotas aspiran a cerrar la clasificación al play-off por el título con el apoyo de su afición. Un colofón brillante tras la participación en la Copa de España 2019 en la que contó con el papel de anfitrión y llegaron a la misma por méritos deportivos. El plantel de David Madrid ocupa la octava plaza en la tabla con 42 puntos, a uno de Aspil Vidal Ribera Navarra y con cuatro de ventaja respecto a su rival directo: Peñíscola RehabMedic. Precisamente este conjunto será el último rival en el campeonato regular de los malagueños. Un cruce de intereses por dos objetivos diferentes que iguala las fuerzas. Además ambos vienen de vencer en su último precedente. Los locales en la pista de Industrias Santa Coloma (2-5) y los visitantes en el Pabellón Fernando Argüelles ante Naturpellet Segovia (2-1).

Se agotan los intentos de seguir formando parte del primer escalafón competitivo de la Liga Nacional de Fútbol Sala. Un solo compromiso, con la necesidad de un poco de ayuda en otros sitios, puede cerrar una segunda etapa histórica o abrir un capítulo final para desarrollar el desenlace. Pablo Ibarra vuelve al lugar donde arrancó la campaña y el cual abandonó en el mercado invernal. Su impacto con la elástica verde no para de dar frutos. Once jornadas disputadas, ocho goles. “Puede ser el partido que nos condene a Segunda División. En los entrenamientos de la semana ha habido mucho optimismo y creemos en nuestras posibilidades. Primero, aunque no dependamos de nosotros, tenemos que ganar los dos partidos. Se antoja complicado el choque del Levante, porque se está jugando también entrar en el play-off por el título de Liga. Un duelo disputado. Tenemos necesidad de puntos al igual que ellos y vamos a darlo todo en lo mínimo que hagamos para traernos la victoria”, apunta Moli.

En la primera vuelta, el Levante UD FS exhibió en la Ciudad de Los Dólmenes su principal virtud; la pegada y la verticalidad de sus futbolistas para encarar siempre portería. Quedó demostrado en el 3-6 final registrado en el marcador, pero también mostró vulnerabilidad defensiva en un momento de inspiración del cuadro antequerano que invita al optimismo. “Si no te hacen gol, siempre tienes la posibilidad de conseguir el triunfo. Un equipo difícil de defender al ser muy ofensivo y goleador con jugadores muy desequilibrantes, con talento y finalización. Hay que estar atentos a Cecilio, Pedro Toro o Javi Alonso. En defensa, Márquez es el veterano y digamos que todo un maestro en la estrategia y en la táctica. Al final, lo digo habitualmente, jugamos cinco contra cinco y no tenemos que guardar fuerzas. Tenemos que darlo todo. La plantilla está mentalizada en que se puede sorprender y que hay que ganar. Los números te condenan y estos están diciendo que podemos todavía y queremos conseguirlo”, resalta.

Un breve parón antes de una cita determinante. En el tiempo sin Liga, una buena parte del bloque del BeSoccer CD UMA Antequera se unió más y mantuvo el ritmo con un subcampeonato con la Universidad de Málaga en el Campeonato de España Universitario. “Pase lo que pase, tenemos que terminar con honor y la cabeza levantada. Hemos hecho lo imposible por quedarnos en Primera División. Todavía tenemos posibilidades. La recompensa de esto es el perdón para todos. Hemos ascendido, hemos mantenido un equipo muy joven con poca experiencia en la categoría y hemos llegado a la penúltima jornada con opciones. Ahora te acuerdas de esos partidos donde pudimos haber ganado por la mínima o en pequeños detalles. Esta es la mejor Liga del mundo donde no se pueden cometer errores y si los tienes, lo pagas. Es una pena que el aprendizaje empezado no pueda continuar en caso de no quedarnos, aunque vamos a luchar para ello. Estos chicos jóvenes, estén donde estén, la próxima temporada van a dar mucho”, detalla el técnico.