Raúl Canto: “Tenemos mucha hambre de demostrar y hacerlo bien”
BeSoccer CD UMA Antequera

Raúl Canto: “Tenemos mucha hambre de demostrar y hacerlo bien”

El cierre murciano se incorporó a la disciplina universitaria en el pasado mercado de fichajes invernal, contribuyó al reto del ascenso y ahora se prepara para su primera temporada completa

La noticia de arrancar la competición oficial en el mes de octubre aporta luz a la oscuridad de la fase inicial de la pretemporada del BeSoccer CD UMA Antequera. El no conocer nada concreto y la incertidumbre de solo poder entrenar sin jugar, dificultaba la labor de motivación y puesta a punto a pesar de estar muy marcado el objetivo de lograr la ansiada permanencia en la élite del fútbol sala nacional. La Real Federación Española de Fútbol (RFEF) ha confirmado el inicio de la Liga en Primera División para el fin de semana del 17-18 de octubre con posibilidad de poder adelantarse a no antes del día 4 del mismo mes condicionado a un acuerdo unánime entre clubes. Este anuncio permite una mejor planificación y, de ello, nos habla uno de los jugadores llamados a aportar su experiencia en la nueva campaña. No es otro que Raúl Canto Vidal.

El cierre murciano ha dotado de empaque al sistema defensivo sin descuidar su buena visión de juego en la construcción de jugadas ofensivas y su verticalidad con el balón en los pies. En la final del play-off exprés de ascenso se tuvo que retirar tras un fuerte golpe en la rodilla que le produjo un esguince. El periodo de inactividad, lejos de utilizarlo al completo para descansar, lo ha utilizado como ejemplo de su compromiso al trabajar de forma individual en su recuperación. “Ha sido un mes de vacaciones por decirlo de alguna manera en el que me ha tocado recuperarme con mis fisioterapeutas de confianza allí en Murcia. Llegué a la primera semana con muy pocas molestias. La readaptación ha sido rápida y ya me encuentro perfectamente”, comenta.

Las lesiones de rodilla siempre requieren de una buena recuperación, pero el esfuerzo diario de este guerrero universitario ha valido la pena y, una vez se sumó a la pretemporada el pasado 3 de agosto, completó el proceso bajo la supervisión del José Carlos Rodríguez, fisioterapeuta del club. “Habré descansado en ese mes de vacaciones en Murcia unos tres o cuatro días. He trabajado diariamente y, al final, toda esa labor ha servido para que cuando llegué a Málaga, no he tenido prácticamente molestias salvo la primera semana que continué la readaptación con José Carlos. A día de hoy ya estoy totalmente integrado con el grupo y la rodilla está perfecta”, indica el 22 verde.

Raúl Canto hace balance del primer mes de entrenamientos a las órdenes de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” y su cuerpo técnico. “Con incertidumbre como sabemos todos porque nadie sabía fechas ni cuándo se iba a empezar y ahora parece que al final ya hay luz y fecha. Ahora solo falta el calendario y con muchas ganas y hambre de empezar”. Asimismo señala como ha sido la rutina diaria sin el aliciente de competir al menos en encuentros amistosos. “La motivación ahora mismo ha dado un salto y tenemos mucha hambre y ganas de empezar ya, saber el calendario, ver a los rivales, estudiar los partidos y, sobre todo, que comience a rodar el balón y a competir que es lo que estamos deseando”.

Una nueva configuración de plantilla la acometida por la entidad en su regreso a la máxima categoría en la que ha primado dar continuidad a un bloque muy definido que se ha completado con tres refuerzos del perfil y filosofía: David Velasco, Ramón Vargas y Fernando Cobarro. Tres talentos con ganas de demostrar su valía en los principales escenarios del fútbol sala español. “Me parece un gran grupo. Gente joven con mucha hambre y ganas como decía y una gran familia como caracteriza siempre a las plantillas que hay en este club. Este año hay muchos jugadores que tenemos experiencia en Primera, vamos a lucharlo, somos jóvenes y como pienso y creo tenemos mucha hambre de demostrar y hacerlo bien y dejar al equipo donde se merece que es en la Primera División”, apunta el cierre natural de Murcia.

Ya está marcada la meta a cumplir en el nuevo curso solo a falta de que la pelota ruede de forma oficial sobre el 40x20 y, a partir del próximo mes de octubre, se iniciará un nuevo capítulo deportivo del cuadro malagueño en el primer escalón de la Liga Nacional de Fútbol Sala. “A nivel grupal no cabe duda que es quedarse en Primera División. Este equipo lleva tres ascensos en cinco años, la categoría es la que merece este club, estos jugadores y vamos a luchar por mantenernos en ella. Personalmente, lo que siempre digo, mucho trabajo, esfuerzo, ayudar a mis compañeros en todo lo que pueda y al cuerpo técnico a que confíe en mí y poder entre todos sacar el objetivo grupal”, menciona Raúl.