Iniciar el año con un reto de enjundia
BeSoccer CD UMA Antequera

Iniciar el año con un reto de enjundia

El Barça regresa este lunes 4 de enero, a las 17.00 horas, a la Ciudad de Los Dólmenes en un choque con tres puntos en juego con un valor diferente para anfitriones y visitantes

Año nuevo y fuerzas renovadas para cumplir con el propósito fijado de luchar por la permanencia en la élite nacional. El BeSoccer CD UMA Antequera está inmerso en el esfuerzo de conservar la plaza en Primera que tanto cuesta conseguir. En 15 partidos disputados ha sido capaz de sumar 13 puntos con los que, a pesar de estar en la zona de descenso, sigue muy de cerca a una serie de clubes situados en la zona media baja de la clasificación. Hay mucho en juego al quedar todavía dos jornadas antes de la finalización de la primera vuelta y el 2021 debe entrar en la historia de la entidad por consumarse esa ansiada permanencia como ya lo hizo el 2020 que trajo consigo la consecución del tercer ascenso. Este lunes 4 de enero, a las 17.00 horas, el reto es de enjundia para los de Manuel Luiggi Carrasco “Moli” al recibir al Barça en el Pabellón Fernando Argüelles.

El Barça, entrenado por Andreu Plaza, tuvo un inicio complejo de temporada en el que no halló su versión más fiable en Liga tras alzarse con la UEFA Futsal Champions League derrotando a ElPozo (2-1) en el Palau. El balance en las primeras fechas del calendario no iba acorde al potencial de un plantel repleto de talento en cada una de las demarcaciones. Dos victorias, dos empates y cinco derrotas en los primeros siete choques. Luego firmó las tablas con O Parrulo (2-2) y fue cogiendo velocidad de crucero tanto en juego como en resultados para encontrar una posición entre los ocho primeros clasificados que dan derecho a participar en la Copa de España una vez concluya el primer tramo de la competición. En la actualidad, el cuadro azulgrana ocupa el quinto lugar con 22 puntos y ha conquistado recientemente en el Palacio de los Deportes Martín Carpena de Málaga su séptima Copa del Rey al vencer en la edición aplazada de la pasada campaña 2019/2020.

Subir de categoría le ha devuelto al conjunto verde el regalo de medirse a los barcelonistas. “El sueño que teníamos de jugar en Primera División era el de hacerlo con estos equipos. El Barça es una potencia y recientemente campeón de Europa y de la Copa del Rey. Viene un buen rival. Es un partido para que lo disfruten todos aquellos que puedan verlo y nosotros compitiendo. La motivación extra está ya a flor de piel y no creo que haya que decirle mucho al equipo. Conocemos a este adversario con jugadores con multitud de respuesta y que juega muy bien de cuatro y con pívot con Ferrao, Ximbinha y Esquerdinha. Sergio Lozano, su capitán, es para mí el jugador más en forma ahora de la Liga. No se puede quitar mérito a su entrenador que lleva muchos años en la casa y lo conozco desde Segunda División con el filial. Está haciendo un trabajo ejemplar. Vamos a intentar plantarle cara como siempre hacemos con los rivales grandes, aunque no se van a relajar mucho. Empezaron muy mal, han ido creciendo y, ahora mismo, están en su mejor momento”, desgrana Moli.

Después de la derrota en la cancha de Aspil-Jumpers Ribera Navarra (5-1), los guerreros universitarios han dispuesto de un breve parón para desconectar con la familia y regresar a los entrenamientos con energías renovadas para afrontar el primer desafío del 2021. Moli recupera a Cobarro que se perdió ese último compromiso por sanción. “Han sido unas vacaciones muy raras, extrañas y cortas. Han sido solo días de descanso. Paramos y volvimos a entrenar porque tenemos el partido el mismo día 4 antes de Reyes. Hace tiempo que no se jugaba en esta fecha, no lo recuerdo. Hay que jugarlo y la plantilla esta mentalizada. No creo que se pierda la forma. Estamos en una línea ascendente. Hemos tenido buenos resultados quitando el último contra Aspil. El equipo sabe que no puede cometer errores ante un rival tan potente y poderoso como el Barcelona”, detalla.

En el duelo de la jornada 16 –en directo por 101tv Antequera y Málaga y LaLigaSportsTV–, los anfitriones pueden contar con el respaldo primordial de sus aficionados a pesar de que el aforo es reducido a causa de las restricciones por la pandemia sanitaria del coronavirus. “Sería bonito que no solo 400 espectadores, sino que se pudiera llenar el Argüelles como se ha visto cuando hemos estado en Primera contra un Barça, Inter o ElPozo. Ver una pista repleta para nosotros es una motivación importante porque el público lleva a los jugadores a pulso en los momentos de dificultad, crisis o agobio y la afición está siempre ahí para levantarnos. A pesar de todo y esta situación actual, vamos a intentar ofrecerles un partido de los que solemos hacer saliendo a por todas desde el principio y a intentar intimidar al oponente y que no haga su juego, porque si dejamos que lo haga, es muy difícil vencer a un conjunto como ese”.