Puntazo en Tudela que nos clasifica a la Copa de España (2-2)
BeSoccer CD UMA Antequera

Puntazo en Tudela que nos clasifica a la Copa de España (2-2)

El 21 de diciembre de 2022 quedará para siempre en el recuerdo de la entidad universitaria por ser la fecha en la que logró la clasificación a la Copa de España de fútbol sala

¡Qué bonito es soñar en grande en el deporte de élite! El BeSoccer CD UMA Antequera lo volvió a hacer en el Pabellón Ciudad de Tudela. Viajó con la ilusión de poder obtener una clasificación histórica a la Copa de España sin olvidar la importancia de puntuar en la cancha de un rival directo por la permanencia en la máxima categoría. El esfuerzo valió la pena. Logró un empate (2-2) ante el Aspil-Jumpers Ribera Navarra FS con un doblete de Cobarro y, una vez finalizada la 15ª jornada, el resultado del Noia – Industrias Santa Coloma (1-4) hizo bueno el punto para acabar entre los ocho primeros puestos de la tabla clasificados al final de la primera vuelta del campeonato. El 2022, un año especial e irrepetible, concluye con la Copa del Rey, un ascenso y esta nueva proeza deportiva.

Mucho en juego. 40 minutos por delante para competir y dejarlo todo en la pista. El plantel antequerano, en esta ocasión con su equipación de color morado, no comenzó como tenía previsto. Un error le colocó pronto por debajo en el marcador. Conejo se sumó al ataque para generar superioridad y desconcierto en el cuadro local, pero se topó con una presión intensa de Gabriel que le valió para recuperar el esférico. El ala brasileño tuvo tiempo para levantar la cabeza y, con la portería desguarnecida, definió con mucha tranquilidad (1-0). En la máxima categoría, como bien ha quedado demostrado con esta acción, se penalizan con un gol. Tocó remar a contracorriente y se aceptó el reto. El encuentro estaba siendo muy disputado con muchos duelos en pista tratando, cada conjunto, de imponer su estilo de juego sobre el 40x20.

Tete trató de ir apostando por diferentes cuartetos en pista con los que ir probando diferentes situaciones y, lo más importante, tratando de enchufar a todos sus guerreros en una dura contienda. En el minuto 9 y, con pocos minutos en cancha, Davilillo demostró su habilidad en el uno contra uno en banda. Encaró a David y, cuando este se pensaba dueño de la pelota al ponerse en la trayectoria de la carrera, el ala zurdo metió la punterita de la bota y llegó hasta la línea de fondo para meter un envío al corazón del área. Cobarro estaba en la posición idónea para desviar ese potente pase a la red (1-1). El ala-pívot de Cieza (Murcia) volvió a marcar y se consolidó como el máximo artillero de la plantilla con 12 dianas.

Máxima igualdad sobre el 40x20 y en el electrónico del Pabellón de Ciudad de Tudela que solo la desequilibró un nuevo error en el tramo final del primer tiempo. Daniel Fernández, presionado por dos oponentes, no soltó el balón a tiempo, se quedó sin línea de pase y no pudo avanzar. La pena fue que esta pérdida terminó en el 2-1. Anás avanzó hacia la meta defendida por Conejo y asistió a Terry que solo tuvo que mandar a guardar la asistencia de su compañero (2-1). La desventaja obligó a Tete a recurrir al portero-jugador en ataque y le permitió cambiar la dinámica de este compromiso y se produjeron varias situaciones claras de finalización. David tapó un lanzamiento de Cobarro y Davilillo dispuso de un par de zurdazos que despejó el cancerbero.

El paso por los vestuarios sirvió de un respiro necesario y de una oportunidad para afianzar las ideas que el técnico quería inculcar en sus pupilos de cara al segundo tiempo. Una vez recuperadas las energías tras un enorme y encomiable esfuerzo, quedaba repetirlo en otros 20 minutos de máxima tensión. Miguel Conde fue el primero en tratar de equilibrar el luminoso con un derechazo por encima del travesaño. Daniel Fernández sacó a relucir la potencia de su remate con la diestra sin la fortuna de alojar el cuero en el fondo de las mallas. Ofensivas sin un desenlace positivo, pero la noticia más importante se produjo en el otro lado de la pista. Conejo brilló bajo palos y estuvo a un nivel sensacional. Concentrado y acertado. Realizó paradas asombrosas con el 2-1 que permitieron al cuadro universitario mantenerse en la pugna por los puntos en una cancha con un gran ambiente y con los aficionados enganchados al choque.

Aguantar y resistir tuvo una recompensa en el desenlace de esta cita correspondiente a la 15ª jornada de Liga. Tete volvió a ser valiente y utilizó, de nuevo, el ataque de cinco con portero-jugador con un impacto decisivo. Davilillo trazó una paralela perfecta que leyó el más listo de la clase. Cobarro aprovechó el pase del 8 para fusilar, con toda la fuerza e ilusión que atesora este gladiador, la meta defendida por Marcao. Con tres minutos para el final, el escenario del duelo cambió por completo. El resultado de Noia, que iba perdiendo en casa con Industrias, acompañaba y el empate servía para certificar la Copa de España. Quedaba el último esfuerzo. Aguantar la defensa de la ofensiva de cinco de la escuadra anfitriona y Gabriel tuvo un par de lanzamientos claros que salieron fuera. El 2-2 se mantuvo hasta el pitido de los colegiados y los jugadores del BeSoccer CD UMA Antequera y miembros del cuerpo técnico saltaron de felicidad y celebraron una nueva hazaña deportiva. Concluir la primera vuelta en octava posición y disputar otra competición nacional más.


Aspil-Jumpers Ribera Navarra FS: Marcao (P), David ©, Pintinho, Anás y Terry. También jugaron: Andrés Pereira (P), Gabriel, Carlos Bartolomé, Nacho Gómez, Alberto y Bruno Petry.

BeSoccer CD UMA Antequera: Conejo (P), Alvarito, Quique, Burrito y Cobarro. También jugaron: Chispi (P), Miguel ©, Pablo Ordóñez, Davilillo, Daniel Fernández, Óscar y Barona.

Goles: 1-0 Gabriel (5’), 1-1 Cobarro (9’), 2-1 Terry (16’) y 2-2 Cobarro (37’).

Árbitros: Carreira Romera y Ferrero Carballal. Amonestaron a Anás, Carlos Bartolomé y Bruno Petry por los locales y a Pablo Ordóñez por los visitantes.

Pabellón Ciduad de Tudela.